5 Ventajas de ser emprendedor que te inspirarán a montar tu negocio

0
46
mujer emprendedora

En muchas ocasiones, una de nuestras mayores limitantes es el miedo: el miedo de tener que enfrentar situaciones diferentes, de tener que enfrentar otras perspectivas. Somos seres humanos y no podemos escapar de sentir temor, es perfectamente normal. Lo que sí podemos hacer, es encontrar maneras y recursos que nos ayuden a comprender que todo riesgo viene con beneficios. En este artículo de Dame un Consejo te mostraremos las cinco ventajas de ser emprendedor para que nada te limite a realizar tu sueño y tener un proyecto propio.

Hablando de situaciones complicadas, sin ninguna duda ser emprendedor es una de ellas. Para considerarte dentro de esta categoría deberes tener múltiples características que serán las que te permitan forjar tu carácter y obtener la fuerza y valentía necesarias para lo que trae el mundo del emprendimiento.

Sin más por decir, comencemos por la mejor parte de todas: las ventajas.

Para ver la vida un poco más fácil: ventajas de ser emprendedor

No podemos negar que, así como vienen miedos, también se vienen los beneficios de emprender. Aunque hay muchas ventajas, te lo contaremos todo acerca de las 5 más importantes:

1. Satisfacción personal

El emprendimiento puede ser – aunque suene extraño – comparable con la crianza de un hijo. Cuando decidimos emprender un proyecto desde su esencia, desde su más puro origen, debemos entregarle toda la dedicación, todas nuestras capacidades y esperanzas. Somos nosotros los que nos convertimos en el impulso para alcanzar el éxito.

Debido a que debemos poner tanto de nuestra persona, acabamos entregando casi una parte de nuestras vidas. Sin embargo, no hay mayor satisfacción que aquella que obtenemos cuando los objetivos cumplen, cuando nos demostramos a nosotros mismos que sí podemos y que tenemos todo lo que se necesita para triunfar.

Entre las ventajas de ser emprendedor esta seguramente será la más importante. Significa luchar por algo propio, significa —literalmente— emprender un camino repleto de sacrificios y de obstáculos. Recuerda: es mucho más sencillo saber que la única limitante está en nosotros y nosotros solamente podemos derrotarla.

2.  Autonomía

Los proyectos de emprendimiento significan que todo el proceso lo desarrollamos nosotros mismos, y aunque contemos con un equipo de trabajo, seremos nosotros los que tomemos las decisiones más importantes y organicemos los recursos y el tiempo para poder llevar todo a cabo de la mejor manera.

La autonomía significa que somos dueños de nuestro tiempo, que tenemos la posibilidad de escoger y que las reglas que existan serán puestas por nosotros mismos y para nosotros mismos. Ahora bien, es necesario aclarar que esto no significa que podamos hacer lo que queramos y no seguir procesos ordenados; aunque efectivamente contamos con autonomía, es fundamental entender que debemos ser juiciosos, responsables y manejar el tiempo para obtener los mejores resultados del trabajo duro.

Esta ventaja puede ser un poco engañosa cuando no se es totalmente consciente de ella: autonomía significa mayor responsabilidad, mayor compromiso.

3. Mayores ingresos

No te desesperes. Entre todas las ventajas de ser emprendedor podríamos decir que esta es una de las que más tarda en llegar. Seguramente sabrás que cuando se comienza un nuevo proyecto, en la mayoría de las ocasiones (por no decir que en todas) los gastos son mucho mayores que las ganancias. Es totalmente cierto. Los proyectos de emprendimiento son cuestión de paciencia, de tranquilidad y, sobre todo, de planificación estratégica.

Si tu proyecto es como te lo mencionamos anteriormente, ten por seguro que tienes altas posibilidades de alcanzar el éxito. Tus ingresos mejoraran considerablemente y, lo mejor de todo, es que podrás tener un control mucho mayor sobre ellos. Las posibilidades de crecimiento económico son mayores que cuando trabajas para una empresa u otro negocio: esa es la diferencia. El esfuerzo que tienes que poner en esta actividad te traerá recompensas verdaderamente gratificantes.

4. Selección de equipo

Los beneficios de emprender vienen muy de la mano con la tranquilidad de poder contar con personas de entera confianza y seleccionadas por ti. Muy pocas personas tienen la posibilidad de trabajar con quienes realmente desean, con personas cuyas aptitudes y cualidades se adaptan al proyecto y funcionan en favor de él orgánicamente.

Cuando eres emprendedor, puedes trabajar con el personal que más conveniente te parezca. Podrás conocerlos con calma, probarlos y sentirte a gusto durante todo el trayecto. Deberás tener en cuenta lineamientos claves para seleccionar un perfil adecuado, pero todo fluye mejor cuando la decisión está en ti, ¿no es cierto?

5. Entenderás el valor de tus capacidades en el entorno social

Al trabajar dentro de grandes compañías, muchas veces no logramos ser conscientes de lo que podemos llegar a aportar a nuestra sociedad y a nuestra economía. La decisión de emprender no solamente nace de un sueño individual, de tu sueño, también nace de un sueño colectivo, de la intención de aportar a aquellas personas que son parte del crecimiento de todo un país. Las ventajas de ser emprendedor se resumen en querer crear valor: valor social, valor económico.

Nuestros proyectos de emprendimiento serán fundamentales para la creación de empleo, serán fundamentales para llevar, a todos los que lo requieran, productos de calidad y con un alto valor emocional.

Como decíamos anteriormente, ser emprendedor no es solamente tener una idea. Ser emprendedor es entender qué significa, es entender que seguramente deberemos pasar por momentos difíciles, que necesitaremos toda la fuerza necesaria, pero que, a partir de ello, se construye vida, se construye camino y por tanto, se construye el éxito.

Las ventajas de ser emprendedor no son más que el reflejo de todos aquellos casos de personas que, en un principio, derrotaron el miedo a lo desconocido; de todas aquellas personas que dijeron sí puedo y lo hicieron sin que nada los pudiera limitar. Todas estas ventajas se convierten en ventajas cuando ponemos en práctica todo lo bueno de nosotros mismos y todo lo bueno que creemos tiene nuestra idea. La práctica hace al maestro, y, en este caso, la práctica lleva a las ventajas de ser emprendedor.

¿Piensas en alguna otra ventaja que nos pueda incentivar a seguir creciente? ¿has desarrollado algún proyecto de emprendimiento? Cuéntanoslo todo en la sección de comentarios. Te leemos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here