Cómo ser un buen estudiante universitario en 5 PASOS

2
135
como hago para ser un buen estudiante universitario

Seguimos con nuestros consejos para estudiantes y llega el turno de abordar un periodo académico de suma importancia: la universidad.

Ser estudiante universitario es algo por lo que muchos tenemos que pasar en algún momento. La universidad es un lugar de aprendizaje donde pondremos en práctica todas nuestras más grandes habilidades y cualidades como estudiantes y como personas. Así que, debido a esto, la labor de estudiar exige demasiado de nosotros, y ser fuertes y comprometidos con todo aquello que queremos lograr será crucial para atravesar esta etapa de la mejor manera. Como sabemos que es un camino no carente de dificultades, en Dame Un Consejo te traemos algunas ideas sobre cómo ser un buen estudiante universitario.

Créenos, estos no son pasos difíciles ni enredados. Por el contrario, son ideas basadas en técnicas sencillas que puedes aplicar a tu vida en general y que simplemente serán un apoyo para que crezcas dentro de la comunidad universitaria y aprendas mucho más de lo que creerías.

Acompáñanos a recorrer cada uno de estos pasos y descubre lo mejor de ser estudiante universitario. ¡Vamos a ello!

¿Para qué me sirve aprender cómo ser un buen estudiante universitario?

Ahora bien, debes saber que aprender cómo ser un buen estudiante universitario no solamente se verá reflejado en tus clases, en tus calificaciones o en la relación con los profesores; será de gran utilidad para tu vida profesional en general. Cada uno de lo siguientes consejos pueden ser aplicados a tu futuro trabajo y harán que alcances un mejor rendimiento en todos los sentidos.

Gracias a este conocimiento te reconocerán por tu gran capacidad de organización, manejo de tiempo, concentración y compromiso. Te convertirás en un estudiante universitario de calidad que valora las oportunidades y pone el máximo esfuerzo en cada una de las actividades estudiantiles que desarrolla.

5 pasos para ser un buen estudiante universitario

1. No des por hecho que lo sabes todo

Antes que nada, deberás ser consciente de que ser estudiante universitario no implica que seas una fuente completa de conocimiento. Por el contrario, eres un estudiante que está comenzando el proceso de aprendizaje y dando sus primeros pasos para entender con mayor profundidad la vida. El camino hacia el profesionalismo es tan extenso como maravilloso, así que no te presiones.

Para comenzar el recorrido tienes que reconocer que no lo sabes todo y que estás en la universidad para alcanzar algunos niveles más de conocimiento. Mantente abierto a recibir enseñanzas no solo de los profesores, sino también de tus demás compañeros. Esfuérzate por encontrar en todos tus días cosas nuevas que aporten a tu crecimiento personal.

Al final del día pregúntate: ¿Qué he aprendido hoy? (no te vayas a la cama sin responder a esta pregunta). Ya verás el inmenso listado de conocimientos que adquieres con el paso de las semanas.

2. No te quedes solamente con un tema de estudio

De la mano con el paso anterior, es importante que te des la oportunidad de probar diferentes campos de estudio. Esto no quiere decir que pierdas tus objetivos o cambies tus metas, pero la diversidad te convertirá en una persona mucho más creativa.

Para saber cómo ser un buen estudiante universitario deberás poder adaptarte con facilidad. Anímate a conocer algo más allá de lo que te interesa en específico. Además, deberás saber cómo tu campo laboral puede verse enriquecido o enriquecer otras áreas de trabajo.

3. Se organizado

Estarás recibiendo información constante y relacionándote con muchas personas al mismo tiempo. Es por esto por lo que todo tu esfuerzo debe estar enfocado en la organización: toma apuntes, planifica tu semana y tu mes, mantén tu material en buen estado y crea un acceso rápido a aquellos portales de información que consideres de calidad.

La organización es una cualidad fundamental para cualquier persona y sus frutos se verán a corto y largo plazo. Cuando debas ingresar en el mundo laboral, comprenderás aún más su importancia para que tu trabajo funcione correctamente y alcances objetivos.

4. Toma recesos

Algunas personas tienen la concepción de que un buen estudiante universitario se caracteriza por darle todo su tiempo al estudio, sin excepción y sin descanso para distracciones. Esto no es cierto. La vida universitaria sí requiere una dedicación muy fuerte, completa e integral, pero por la misma intensidad con la que vive un estudiante, se vuelve fundamental tomar recesos, pequeños descansos que te ayudarán a ser mejor.

Los recesos o «pausas activas» harán que tu mente reciba el merecido descanso y pueda enfocarse en lo importante cuando llegue el momento de hacerlo. ¡Ojo! Si decides que no debes descansar, al cabo de unos días comprobarás que tu rendimiento disminuye, y puede que hasta sientas desanimo para continuar con tus actividades.

Aunque a veces las tareas y exámenes no te dejan mucho tiempo libre te recomendamos que encuentres así sea 10 minutos para estirar, respirar con tranquilidad, comer algo rico y pensar en algo distinto. Sus efectos los verás en la calidad de tu trabajo.

5. Dedica compromiso hacia ti mismo

Cómo ser un buen estudiante universitario también encuentra su respuesta en la necesidad de comprenderse a uno mismo, de satisfacer las necesidades personales y de darse un gusto de vez en cuando. Además de esto, implica aprender a reconocer lo que debemos hacer para proteger nuestra salud y nuestra paz mental, porque, sin ellas, no podemos estudiar y mucho menos trabajar.

En favor de esto, queremos que tengas en cuenta la importancia de dormir lo necesario (mínimo 8 horas y en la noche), comer saludablemente y a las horas requeridas y hacer ejercicio. Son tres actividades que no se pueden dejar pasar porque de ellas depende el rendimiento de las horas y los días siguientes.

Recuerda que este paso no solo funciona para el estudiante universitario: es aplicable para el trabajo y tu vida diaria. La responsabilidad con uno mismo y el compromiso con nuestro cuidado es la piedra angular para que todo resulte bien.

Si eres estudiante universitario o estás a punto de serlo ten en cuenta estos pasos. Te habrás dado cuenta de que no implican mucho más que prestarles atención y poner un poco de esfuerzo para convertirlos en un hábito. Cuando sean parte constante de tu vida, no tendrás que pensar más en ellos, ya que los habrás incorporado como cualidades propias.

No te mentimos cuando te decimos que te harán, más que un buen universitario, el mejor de los profesionales. Podrás disfrutar de tu universidad sabiendo que tienes todo lo necesario para triunfar y asimilar los más complejos conocimientos.

Este es solo el comienzo de una vida marcada por el éxito y la realización plena. No tengas duda de esto.

Ahora, queremos que nos cuentes qué tal te han parecido estos 5 pasos para ser un buen estudiante universitario y cuáles crees que hacen falta para continuar el proceso. ¡Nos encontramos en la sección de comentarios! ¡Hasta Pronto!

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here